Historia de las BRIF

Las Brigadas de refuerzo contra incendios forestales, fueron creadas en 1992 como consecuencia de los grandes incendios que se producen habitualmente en la temporada de verano, estos “monstruos” eran bastante difíciles de combatir debido a sus grandes proporciones, el escaso conocimiento del fuego y la baja especialización de las cuadrillas ocasionaban una alta siniestralidad todos los veranos.

Frente a estos resultados el Estado se encuentra con el problema de que las Comunidades carecen de la capacidad suficiente para hacer frente a los incendios,con un largo historial de accidentes y muertes tras cada campaña. Por lo que en el año 1992 debido a los funestos acontecimientos se crean las primeras BRIF dependientes en aquellos momentos del Ministerio de Agricultura. Siendo las primeras las de “La Pata del Caballo” Huelva (hoy ya no existe), y “Prado de los Esquiladores” Cuenca, ya en 1993 se crean las bases de Pinofranqueado, Cáceres y Tabuyo del Monte, León, y ya en 1994 la base de Daroca, Zaragoza.

Este tipo de unidades helitransportadas demuestran en sus primeros grandes incendios una alta efectividad , dejando su propio sello de identidad en cada actuación, sumándole a todo esto su alto grado de movilidad pudiéndose trasladarse a cualquier punto del territorio español, su rápida respuesta cuando así lo requerían las comunidades autónomas y su alto grado de especialización.

La filosofía y planteamiento de las BRIF se basa en la experiencia adquirida por el servicio forestal de los estados unidos, para concretar mas, en una de sus unidades con mas de 70 años de experiencia, los HotShot. Para diseñar las primeras unidades y adiestrar a los primeros técnicos, capataces y especialistas, se trasladaron técnicos americanos a todas la bases para explicar los métodos, medios recomendados, técnicas y demás aspectos del trabajo de grandes unidades en incendios forestales. Esto significó traer desde Estados Unidos las técnicas y filosofías de las unidades HotShot, que ha día de hoy se siguen utilizando y en otros casos, mejorando y dichas estas técnicas.

Debido a su efectividad y su gran valoración en la extinción de incendios dentro de las comunidades autónomas, el estado empezó a crear mas bases por todo el territorio español. En 2004 se crean las bases de Laza, Ourense y Laiglesuela, Toledo, ya en 2006 se crean las base de Puntagorda, La palma y Ruente, Cantabria con la característica de que esta solo esta en activa durante un periodo corto en invierno. En 2007 Luvia, Soria, , Tineo, Asturias,

En el año 2008 el ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino pone a las BRIF otra función a parte de la extinción de incendios forestales, la prevención de ellos. Se alarga la campaña de por aquel entonces de 4 meses y se empieza a trabajar la mayor parte del año realizando labores de silvicultura tales como cortafuegos, fajas auxiliares, etc… trabajando también conjuntamente con las EPRIF en las labores de quemas controladas y en el caso de algunas bases siguiendo realizando las labores de extincion.

Actualmente las BRIF trabajan los 11 meses y medio del año, dedicándose durante 4 meses y medio al año exclusivamente a la extinción de incendios desde junio hasta octubre, y el resto del tiempo a labores de prevención de incendios forestales, quemas controladas, formación y colaboración en todo tipo de eventos para los que se las requiera.