Desde la ATBRIF queremos poner de manifiesto nuestro más profundo rechazo a la mala gestión que la empresa pública TRAGSA está llevando a cabo con el proceso de selección para la contratación de personal externo de cara a cubrir las vacantes en el servicio BRIF. Si bien este año cabe decir que en cuanto plazos referidos al concurso de vacantes y promoción interna (proceso sobre el cual ya manifestamos nuestro rechazo también en una anterior nota) se podría hablar de estar llevándose a cabo en unos plazos y fechas razonable, en lo que se refiere a la selección externa no está siendo así, llegándose a dar circunstancias bastantes graves en cuanto a la cobertura del servicio se refiere.

Existen bases que han comenzado la campaña con déficit de personal, teniendo que o bien cubrirse esta carencia por otros compañeros o simplemente prestando un servicio deficiente por falta de personal.

Algunas bases BRIF como Lubia, Pinofranqueado, Tineo y Puntagorda han realizado las pruebas esta semana pasada pero Laza, Puerto el Pico, Cuenca y Tabuyo aún no se han realizado o concluido, con lo que TRAGSA demuestra  poco aprecio a que se preste un servicio completo y de calidad, como ejemplo la base de Daroca que ha comenzado la campaña de extinción de incendios el día 1 de Junio con ocho personas menos.

En otras bases se ha comenzado el pasado día 1 de junio sin el personal técnico adscrito a esa base por no haberse resuelto el concurso en tiempo, el cual se ha resuelto el pasado día 7, una semana más tarde de comenzar la campaña.

Por otro lado el caos al carecer de información en las bases ha llevado al grave error de realizarse pruebas en algunas bases, las cuales han tenido que volver a repetirse sin saber a fecha de hoy cual proceso selectivo es el válido o si lo son los dos. Incluso previa a la convocatoria oficial por parte de la Gerencia de Incendios y debido a esa falta de previsión e información a las gerencias, se dan casos de personas que habían sido avisadas como aptas para incorporarse al servicio tras pasar la primera selección pero como indicamos ese proceso selectivo no se sabe si ha sido válido y se han paralizado las contrataciones.

La publicación días atrás de las solicitudes admitidas solo para unas provincias y pasados unos días la publicación de un nuevo listado de admitidos y no admitidos pero sin desglosar por provincias no lleva más que a crear más confusión e incluso dudas sobre los métodos resolutivos del proceso.

La necesidad de inscribirse vía telemática tal vez a medio plazo sea una buena solución de cara a facilitar la transparencia de dicho proceso, pero este año al realizarse por primera vez además de por poseer unas bases de inscripción de 6 y 7 hojas de instrucciones consideramos que ha dificultado la inscripción de muchas personas.

Entendemos que el cumplimiento de la nueva ley en materia de contratación para el personal o empleado público y que afecta a las empresas públicas haya llevado a tener que cambiar el método de inscripción en las pruebas, pero nos parece inasumible que sabiendo desde hace meses que esa ley existía y nos iba ser de aplicación, no se hayan tomado las medidas oportunas para que los plazos se pudieran cumplir antes del inicio de la campaña de extinción.

Cabe destacar también que dicho problema, aunque todavía en plazo antes de la contratación el próximo día 15 de junio afecta al personal de las UMAP  y a los técnicos de base.

Por ello y como decíamos al comienzo nos sentimos en la necesidad de denunciar públicamente lo que para nosotros es una nefasta gestión en el proceso de selección de personal que se está llevando a cabo por la Gerencia de Incendios de TRAGSA.

Por último queremos mostrar nuestro máximo apoyo con la base BRIF de La Iglesuela (Toledo) que deberían haber comenzado la campaña de extinción de incendios forestales el día 1 de Junio y avisándoles con tres días de antelación les comunicaron que no comenzarán en principio hasta el 15 de Junio por el mal estado de las instalaciones de la base que no permiten el desarrollo normal del trabajo diario para todos sus trabajadores, mientras les instalan unos módulos prefabricados como medida provisional para pasar esta campaña 2018.

 

ATBRIF a 10/06/2018